Consumo inicia investigación sobre el Fraude de Zetta Europa

Consumo inicia investigación sobre el Fraude de Zetta Europa

Cuatro jóvenes de la ocalidad pacense de Zafra fueron noticia a finales de 2014 por crear en primer móvil extremeño con el nombre de Zetta y la imagen de una bellota mordida. En un año el terminal de la marca estaba a la venta y las mil primeras unidades de partida se agotaron por su bajo precio, 150 euros por smartphone extremeño.

Todo eran buenas noticias hasta hace unos días, cuando por las denuncias nacidas en un foro de Internet, el Instituto de Consumo de Extremadura ha comenzado una inspección de oficio para garantizar los derechos de los consumidores.

En el anteriormente mencionado foro de Internet, uno de los creadores levantó las sospechas después de una publicación en el diario “El Español”. En dicha publicación, un gran número de críticas y acusaciones de falsedad comenzaron a circular en los que se demostraba que los móviles no se fabrican en Extremadura sino en China. En realidad son de la marca Xiaomi. Parece que Zetta lo que hacía es comprar en el país asiático terminales a bajo coste, vendiéndolos a un precio superior en nuestro país.

Zetta Europa no habría contado de dónde venían los móviles

El presunto fraude sería por no contar de donde proceden los terminales. Lo que ocurría es que lejos de hacerlo, remarcaban los móviles. Esta es una práctica legal que usan otras marcas españolas. Básicamente se trata de comprar un clónico y ponerle nombre propio, pudiendo hacerlo hasta las propias marcas chinas.

Los de Zetta habrían comprado un terminal que ya existe, aunque no esté a la venta en Europa, para luego ocultar tanto la marca como el sitio de fabricación, borrando toda referencia a Xiaomi.

La empresa, cara a la opinión pública, aseguraba que las piezas de estos terminales se compraban en China, pero se ensamblaban en Extremadura. Además de todo esto, las organizaciones de consumidores han denunciado que la empresa tampoco es extremeña, ya que la sede social y jurídica están en Madrid.

Por parte de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales se está realizando una inspección de oficio para garantizar los derechos de los consumidores. Se puso en marcha antes de que lo solicitaran las organizaciones de consumidores. «Esta labor inspectora tiene como finalidad garantizar que el móvil cuenta con las prestaciones publicitadas en el terminal, así como el cumplimiento del etiquetado de las piezas utilizadas en el dispositivo». Por el momento no hay reclamaciones a Zetta Europa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *